Hace unas semanas estuvimos en la Conferencia Internacional de Marketing de Thermomix®, en Praga, donde el equipo de México ha sido galardonado con el premio a la Mejor Colección de Recetas, compitiendo con otros muchos países que cuentan con mayores recursos y equipo.

Un trabajo a largo plazo

Hace tres años, cuando aterricé por primera vez en México y conocí a algunos de los miembros de los que iban a conformar mi equipo de trabajo hasta la fecha; comenzamos a trabajar para desarrollar una nueva estrategia, acercando el producto a la realidad del consumidor mexicano y buscando la excelencia en todo lo que pudiéramos desarrollar.

En aquellos primeros momentos, la falta de recursos, tanto humanos como financieros, y la urgencia por lanzar un nuevo modelo de Thermomix® no nos permitió completar inmediatamente esta nueva estrategia, pero sí que se plasmó en un cambio de rumbo en gran parte de las acciones que fuimos realizando en aquella época.

Premio Thermomix.JPG

Estoy muy orgulloso del equipo que entonces conformaba el departamento de Marketing de Thermomix® México, donde compartimos momentos de mucho estrés, pero también situaciones divertidas que nos acompañarán por siempre. En aquella época, el equipo estaba conformado por Ariana, Carla y Ezequiel. Entre los cuatro tuvimos que ponernos manos a la obra para lanzar en cuestión de meses un nuevo producto al mercado. De nosotros se esperaba lograr la misma excelencia que el resto de países y completar un proceso que debía culminar con el evento de lanzamiento del nuevo Thermomix® TM5. Hubo mucha ayuda de todo el equipo de Vorwerk México, claro está. Esta es una de las ventajas de contar con una estructura pequeña, donde la implicación de todos y cada uno de sus miembros es más importante y visible que en organizaciones más grandes.

Poco a poco el equipo fue creciendo. Se unió a nosotros Diego para apoyar a Carla en el área de producción de recetas. Gran parte del trabajo desarrollado por ambos en ese momento se ha visto ahora reconocida. Más tarde llegó Jessica al área de promociones y eventos. Y, tras varios cambios en la organización, aterrizaron en el equipo Camila, Yuki y, en las últimas semanas, Haydee. A todos ellos corresponde una parte de este premio. A todos y también a aquellos que compartieron con nosotros algunos momentos de su vida pero que más tarde siguieron otro camino.

Premio Thermomix a mejor Coleccion.JPG

Como todo, esto no es el trabajo de una sola persona. No sería justo decir que este premio corresponde a uno u a otro en exclusiva, pues es el trabajo conjunto de todos lo que se reconoce aquí. En este equipo trabajamos juntos, luchamos juntos y celebramos juntos los éxitos que alcanzamos. El año pasado fuimos finalistas para el premio de mejor libro de recetas, pero ha sido este año donde hemos podido llevárnoslo. Ha sido un trabajo de tres años y que debe continuar por mucho tiempo.

Buscando la excelencia

Como decía antes, desde que llegué a México he tratado de buscar la excelencia en todo lo que hacemos. Muchas veces la urgencia, la necesidad o la demanda que tiene un negocio de venta directa en su día a día no te permite lograrlo, sin embargo, vamos aprendiendo con cada paso que damos para mejorar en el siguiente paso, en la siguiente acción.

Algo que fue fundamental para lograr el éxito fue la cohesión de un equipo, especialmente en sus inicios, donde éramos tan pocos que cada uno debía hacer un poco de todo. Cuando trabajas con equipos multifuncionales debes de tener muy en cuenta lo que puede aportar cada uno al equipo. Estás abocado al fracaso si tratas a todo el mundo por igual y exiges a todos lo mismo. Y no me refiero a su compromiso con la empresa o con el objetivo común. Este debe ser unánime y llevado a su máxima expresión. Me refiero a las capacidades de cada uno para desarrollar su trabajo de la mejor manera posible. Cada uno es bueno en lo que es y todos tenemos áreas en las que debemos mejorar. El trabajo en equipo se basa justo en ayudar en aquellas áreas donde somos mejores y aceptar el apoyo en las que otro puede aportar más que nosotros. Yo he aprendido tanto de mi equipo como espero ellos de mí y no me avergüenza reconocerlo.

Así que desde el primer momento comenzamos a buscar la excelencia en lo que hacíamos y en ese proceso descubrimos algo importante: si no puedes hacerlo tú, busca proveedores que puedan hacerlo por ti. Rápidamente nos pusimos a la búsqueda de proveedores que pudieran estar a la altura del objetivo que nos habíamos marcado y ofrecernos el servicio que nosotros mismo nos habíamos fijado para dar a los demás. Mejoramos mucho en las fotografías que realizábamos a nuestras recetas y también en el diseño de las publicaciones. Mejoramos en cómo comunicábamos a nuestros clientes internos y externos, analizando sus necesidades y viendo cómo podíamos, a través de nuestro trabajo, ayudarles a alcanzar sus propios objetivos. También reducimos los costes de producción, empezamos a llevar a cabo una planeación anual para negociar mejores condiciones con nuestros proveedores y nos abrimos a nuevas ideas y propuestas en materiales a utilizar.

Equipo Thermomix.JPG

Gracias a esta nueva estrategia, uno de nuestros libros fue galardonado por la Asociación de Impresores de México. El trabajo realizado comenzaba a ver la luz con buenos resultados. Otra publicación estuvo a punto de llevarse el año pasado el reconocimiento al mejor libro en la Conferencia de Marketing de Thermomix®. Y este año, finalmente, obtuvimos el premio que reconocía este esfuerzo llevado a cabo durante años.

Y es que la excelencia no debe quedarse en una idea o en un concepto. Tampoco debemos esperar lograr grandes avances en poco tiempo. Es una carrera de fondo. Muchas veces cuesta que tus proveedores entiendan lo que estás buscando. Se requiere ir dando pequeños pasos en la dirección correcta. Buscar mejoras constantes para que, al final, con el paso del tiempo, todo el mundo esté alineado con la misma estrategia y sean capaces de proponer nuevas ideas que busquen alcanzar dicho objetivo.

Como decía, no siempre nos ha sido posible. Hemos tenido acciones que, una vez llevadas a cabo, vimos que no cumplieron con lo que estábamos buscando. Es el momento de analizar los motivos y compartir los cambios que debíamos de llevar a cabo para mejorar. Es un aprendizaje continuo que nunca debe parar.

La importancia del Feedback

Para lograr la excelencia, tanto de un equipo de trabajo como de los proveedores con los que trabajas, es extremadamente importante dar un buen feedback. Es verdad que no siempre logramos acertar a la primera y debemos ir ajustando la estrategia hasta lograr el nivel de excelencia que queremos. Con los proveedores pasa lo mismo. Se requiere invertir tiempo y esfuerzo en compartir con ellos los objetivos y valores que queremos desarrollar y alcanzar. Con cada paso que se da, es importante dar una retroalimentación sobre cómo ha funcionado, qué se ha hecho bien y en donde están los puntos de mejoría. Lo mejor que te puede pasar es contar con proveedores que sean tus aliados y no sólo te vean como un cliente al que vender y completar su cupo a final de año.

Y es lo mismo con tu equipo de trabajo. Al igual que un coche no puede acelerar de 0 a 100 en un segundo, las personas no pueden pasar de una estrategia a otra sin tener un tiempo para desarrollarla, asimilarla y aceptarla. Con cada paso que damos se requiere de un feedback donde compartamos los puntos en los que hemos mejorado y donde tenemos aún espacio para mejorar. Todo el equipo debe participar, pues todos pueden aportar ideas de mejora desde sus respectivas áreas de responsabilidad. Es por ello que no debe ser una tarea exclusiva del líder del equipo, más bien vuelve a ser un trabajo en equipo donde el equipo en sí mismo analiza sus puntos positivos y debe darse cuenta donde caben puntos para mejorar.

El orgullo de pertenecer a este equipo

Finalmente, no puedo terminar este post sin compartir mi orgullo por pertenecer a este equipo. Hemos recorrido un gran camino juntos. Aún nos quedan muchas cosas por hacer, la excelencia nunca acaba y requiere de un esfuerzo constante, pero me enorgullece mirar ahora hacia atrás y ver desde dónde partimos, para comprobar a dónde estamos llegando. Esto es un trabajo de equipo, de todos y cada uno de vosotros. Por eso quiero daros las gracias a todos por compartir este tiempo conmigo y enseñarme tantas cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s