Los patrones de la comunicación

Todos sabemos que las imágenes son una forma muy importante para comunicar aquello que queremos y es por ello que ocupan un peso muy específico en la estrategia de comunicación que podemos llevar acabo.

Las imágenes son, han sido y serán una de las formas más potentes que tiene el ser humano para comunicar algo. Si bien es cierto que en las redes sociales el vídeo está ganando terreno, las imágenes siguen siendo herramientas fundamentales de muchas de nuestras campañas.

También es cierto estas imágenes siguen unos patrones más o menos claros, que ayudan a captar la atención del público, aunque en muchos casos no seamos capaces de apreciarlo. Un ejemplo muy claro es el cine y los carteles de sus películas. En un artículo publicado por Cinemanía, hace ya unos años, se habla de los tipos de carteles que existen y el diseño que han escogido en función del público al que van dirigidos.

El encuadre nos ayuda a intuir el tema de la película

Carteles de películas románticasPor ejemplo, si lo que buscamos es promocionar una película romántica lo normal es utilizar un paisaje, generalmente en tonos claros, donde se sobreponen en el fondo las caras de los actores.

Como en todo, hay excepciones, pero podemos ver como este tipo de películas tienden a utilizar el mismo formato y es más fácilmente reconocido por sus fans, tratando de transmitir que el contenido cumple con las expectativas que tenemos de la película.

Otro de los ejemplos más claros son las películas de acción, donde el actor principal y protagonista de la película nos está dando la espalda, mostrando una determinada actitud de “prota duro” que se debe enfrentar a todo y a todos durante las horas que nos tengan atrapados en la butaca.

Carteles de películas de acción espalda

Luego tenemos las películas de acción donde podemos ver al actor corriendo, o en las que nos muestran la cara del protagonista distorsionada, dando a entender que nos encontramos ante una película con ciertos matices psicológicos o surrealistas.

Otro de los diseños más comunes, este para las películas de terror, es usando un encuadre del ojo del protagonista, monstruo o del mismo demonio. La mujer de rojo es algo que nunca falla y un cartel entre las piernas de una mujer siempre nos avisa del tono “picante” de la película… y así podríamos exponer otros tantos ejemplos.

Aquí os dejo algunos:

Por supuesto, no hace falta buscar en la hemeroteca para encontrar estilo de cartel, podemos irnos a la cartelera actual para encontrar ejemplos:

¿Vais notando el patrón?

La importancia del color

Si queremos transmitir un mensaje a través de una foto, el encuadre y la composición son importantes pero no lo son todo. El color también influye y mucho.

Los tonos azules, al igual que los blancos, nos transmiten una sensación de tranquilidad y de libertad, por lo es usado especialmente para documentales o en películas donde queremos transmitir un algún tipo de drama humano.

El color amarillo o naranja, especialmente sobre fondo negro, nos transmiten acción, emoción, expresan que algo va a suceder y que sucederá rápido, por lo que si queremos transmitir que nuestra película ofrecerá altas dosis de adrenalina, persecuciones espectaculares y un sin fin de golpes, esta es la combinación de colores que debemos utilizar.

Así que si utilizamos un cartel con los colores azul y amarillo, sobre un fondo blanco, ¿qué podemos esperar?…

Minions

Lógicamente estas no son normas que siempre se cumplan, pero marcan un claro patrón a la hora de comunicar el contenido de una película.

Los patrones existen en todos los negocios

Cabria pensar que estos patrones existen también en otros sectores. Y los encontramos, por ejemplo, en el mundo de la cosmética, la moda, los coches y un largo etcétera.

¿Qué tienen en común estas campañas? Los anuncios de cosmética se suelen caracterizar por fondos claros y desenfocados, aunque a veces utilicemos un color oscuro para potenciar el color del maquillaje en el rostro, con la cara de la modelo en primer plano situada a uno de los lados del anuncio y con la boca ligeramente abierta.

Siempre nos quedará el plagio

Es una opción que siempre está a mano, especialmente cuando andamos escasos de ideas. No es nada nuevo el hecho de copiar un diseño anterior o alguna otra composición de foto que hayamos visto y nos guste.

Ejemplos de plagio en carteles de película

Puede parecer que todo está inventado, pero siempre hay espacio para la creatividad o, por lo menos, para hacerlo mejor que el original, no sería la primera vez que la primera versión de algo no es la que triunfa.

Lo que sí podemos decir es que si quieres dirigirte a un público en específico, es recomendable seguir alguno de los patrones establecidos y que son fácilmente reconocibles, aunque inconscientemente, por nuestros clientes potenciales. Siempre nos queda la idea de ser rompedores y crear campañas completamente diferentes, pero aun así, debemos crear nuestros propios patrones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s