El futuro de la comunicación 2.0

A día de hoy, son muchos los que dicen apuntarse al carro de la comunicación 2.0. Si bien, no tantos de ellos realmente tienen una idea clara de lo que esto implica.

Para aquellos que os guste documentarse un poco sobre datos y estadísticas referentes a la globosfera, sería una buena idea que echéis un ojo al informe de Technorati sobre el estado de la blogosfera. En ella se analiza el estado de miles de blogs en todo el mundo, segmentando por edad, sexo, lo que escriben, lo que piensan… lo que nos puede dar una idea más o menos de qué busca la gente al crear un blog.

Ahora bien, parece claro que ya todo el mundo puede y sabe hablar de un blog. Si preguntamos a nuestros amigos, seguramente todos nos podrán decir algún blog que han leído últimamente o les gusta en particular, y revisan de forma periódica. Pero cuando hablamos del resto de herramientas que se están desarrollando en la red, aun son muchos los que no terminan de lanzarse y prefieren quedarse observando desde la barrera (o directamente no tienen ni idea de lo que hablamos).

No obstante, cada vez son más las personas que sin conocimientos técnicos se lanzan a participar en la globosfera, bien a través de alguna red social (Facebook cuenta con casi 50 millones de internautas, Myspace con 75 millones, etc.), un blog, participación en bitácoras, buscadores, RSS, etc. No nos llevemos a engaño… esto no deja de ser una burbuja que en un momento determinado estallará para dejar la Comunicación 2.0 en lo que realmente es: una forma de comunicación bidireccional para llegar a nuestros clientes o colaboradores.

Si nos basamos en la curva de Hype (que analiza la vida de un producto, desde su lanzamiento, desarrollo y su caída previa a la estabilización), nos damos cuenta la cantidad de aplicaciones y herramientas se están desarrollando debajo del paraguas del concepto Web 2.0.


Según este gráfico, podemos ver como muchos de aquellos términos que estamos empezando a escuchar ahora, aun están en la fase de desarrollo tecnológico.

Cada día nos inunda más y más con nuevas herramientas, conceptos, ideas, factores, etc.; que no hacen sino complicar nuestro plan de comunicación 2.0, pero que aun no están lo suficientemente maduras como para poder aprovechar todo el potencial que pueden ofrecer.

Así mismo, hay tecnologías que, una vez maduras, se ha visto que no aportaban todo aquello que se esperaba de ellas, y las inunda una sensación de fracaso o desilusión.

Finalmente, llega una fase de estabilidad, donde realmente se saca provecho a las diferentes herramientas y se incorporan a nuestro día a día, no sólo en la Red sino también en el mundo Off-Line.

Desde mi punto de vista, no debemos dejarnos engañar por todo lo nuevo que aparece en Internet. Sí que es verdad que debemos echar un ojo y estar pendientes de las novedades que se vayan produciendo. Pero debemos llevar acabo un verdadero plan de comunicación 2.0 para desarrollarlo a corto, medio y largo plazo. El resto, no dejan de ser ayudas que puedan surgir para alcanzar nuestros objetivos de comunicación en la globosfera… pero que no deben apartarnos de nuestro camino, ni convertirse en un objetivo en si mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s