Soy de la Mutua

Hace un par de días me llegó un correo del Autoclub Mutua. Ya sabes, uno de esas newsletter que te llegan de vez en cuando con promociones, noticias e información varía.

Normalmente no hago mucho caso a este tipo de publicidad, ya que en la mayoría de los casos, las empresas no se molestan en ver lo que me puede interesar o no, simplemente me mandan un mail genérico (como al resto de sus clientes), en vez de hacerme llegar promociones que realmente puedan ser aplicables a mí, bien ahora o bien en un futuro cercano.

Pero en esta ocasión me tomé la libertad de echar una ojeada a la newsletter que me habían mandado y me llamó la atención una promoción especial, por la cual me regalaban una revisión para mi coche. Justo se daba la casualidad que llevaba varias semanas pensando que tenía que hacerle la revisión al coche y que tenía que buscar un taller para hacerla.

La verdad es que la revisión la pasé ayer y no deja de ser una simple comprobación de niveles que, casi les cronometro, lo hicieron en menos de 2 minutos. No está mal, ya que de todos modos, me salió gratis y me acordé del anuncio de la Mutua en el que dicen Soy de la Mutua, con el cual, por un instante, me sentí identificado.

Ahora bien, esta promoción que han llevado acabo y la comunicación que han hecho de la misma, no deja de ser una acción puntual. Dio la casualidad de que, justo en ese momento, estaba mirando un taller para pasar la revisión del coche; pero esta promoción no da la impresión de ser algo personalizado.

Tal vez sea pedir demasiado a mi compañía de seguros, pero sí hubiese sido un acierto que hubieran personalizado el mail diciendo “sabemos que tienes que pasar en breve la revisión de tu coche, por lo que la Mutua te regala este servicio”.

La importancia de tener una buena base de datos de clientes, actualizada y bien segmentada, nos permite llevar acabo este tipo de acciones, mejorando notablemente el feedback de cada cliente, al poder personalizar al 100% cada uno de los correos que mandamos y, de este modo, haciendo llegar a cada uno la promoción que más se ajuste a sus necesidades actuales.

Esto no es una tarea sencilla, sino más bien algo que debemos desarrollar con tiempo y con una idea clara de nuestra visión a futuro. El ejemplo de Mutua Madrileña es bueno, porque relaciona su campaña de publicidad con las acciones que están llevando acabo con sus clientes. El ejemplo contrario puede ser el portal Monster, quienes me envían constantemente las mismas ofertas de empleo, aun cuando ya he aplicado a alguna de ellas y muchas de las mismas no corresponden con mi perfil técnico.

Aquí expongo dos ejemplo de acciones por mailing. A ambas aun les queda mucho camino por recorrer, pues no dejan de ser, en ambos casos, un mailing genérico que no da la sensación de complicidad con el cliente… pero al menos algunas empresas comienzan a avanzar en este camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s